Este sitio está pensado para recorrerlo junto a un adulto. Dile a tu papá, mamá o abuelos que te acompañen en esta aventura.

POR QUÉ DEBO IR A PABELLÓN

¿SABES POR QUÉ DEBES IR A PABELLÓN?

  • oseo02

SISTEMA ÓSEO-MUSCULAR

¿Sabes que dentro de tu cuerpo hay 206 huesos y más de 600 músculos? Los huesos y músculos están conectados entre sí y en conjunto forman el aparato locomotor. Te ayudan a hacerlo casi todo – desde bombear sangre por todo tu cuerpo o mantenerte derechito cuando te sientas hasta levantar tu pesada mochila.
Tú controlas algunos de esos músculos, por ejemplo los de tus piernas, mientras que otros, como el corazón o el movimiento del intestino, hacen su trabajo ellos solos sin que tú tengas que pensar.
Las tres funciones del sistema óseo son: ayudar con el soporte del cuerpo, proporcionar protección y permitir el movimiento de tu cuerpo.

  • circulatorio02

SISTEMA CIRCULATORIO Y CORAZÓN

El corazón no es como el que aparece en las tarjetas de San Valentín. Es mucho más interesante. En realidad, el corazón es un músculo que se encuentra casi al centro del pecho y es del porte de tu puño, es como el motor que hace que la sangre llegue a todo tu cuerpo, llevándole el oxígeno y los alimentos. También retira de tu cuerpo los desechos que no sirven.
El Sistema Circulatorio es el que transporta la sangre por tu cuerpo y te hace estar colorado o pálido dependiendo de la situación.
Además del corazón (que bombea la sangre), en este sistema también se encuentran los vasos sanguíneos (tubos por donde pasa la sangre) que son las venas, arterias y capilares,  y la misma sangre.
Para conocer más sobre este sistema, encuentra en tus brazos o cuello alguna vena o arteria que se vea, o que al tocarte sientas un latido ¡Es muy interesante!

  • digestivo02

SISTEMA DIGESTIVO

La digestión comienza a suceder incluso antes de que abras tu boca para el primer mordisco de tu comida y termina mucho tiempo después de haber comido. Se encarga de transportar los alimentos, nutrientes y deshechos por tu cuerpo, desde la boca hacia abajo.
El sistema digestivo durante este largo camino hace muchísimas cosas, como producir jugos digestivos para transformar los alimentos a nutrientes, absorber los nutrientes y excretar los desechos en forma de caca.

  • genitourinario02

SISTEMA GENITOURINARIO

Si tomas agua o jugo, haces pipí. Pero la orina o pipí es más que el resultado de esa simple bebida que tomaste hace unas horas. El cuerpo produce orina como una manera de eliminar los desechos y el agua sobrante que no necesita. Antes de abandonar nuestro cuerpo, la orina viaja a través del tracto urinario hasta el exterior del cuerpo cuando hacemos pipí.
Los principales órganos de este sistema son los riñones, que filtran la sangre produciendo orina y la vejiga, que es donde se guarda la orina hasta que vas a al baño.

  • nervioso02

EL SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso nos ayuda a hacer tres cosas: sentir, integrar la información que viene de todo el cuerpo y por último, movernos.
Este sistema está compuesto por el cerebro, la médula espinal y todos los nervios del cuerpo. El cerebro es el centro de control y la médula espinal es la autopista principal que conecta a todos los nervios con el cerebro. Los nervios están encargados de transmitir mensajes hacia el cuerpo y desde éste para que el cerebro los interprete y actúe como corresponda.
Por ejemplo, si te quemas la mano con una vela, los nervios rápidamente le envían al cerebro señales de que te estás quemando y que sientes dolor, e igual de rápido el cerebro manda indicaciones a través de los nervios a tu brazo y mano para que se muevan lejos de la vela.

  • inmune02

SISTEMA INMUNOLÓGICO Y LINFÁTICO

¿Sabes qué significa ser inmune? Significa estar protegido, entonces…  ¿Puedes adivinar qué hace el sistema inmunológico?
Si tu respuesta es que ayuda a combatir las enfermedades, estás en lo correcto. Este sistema es nuestra gran defensa y nuestro gran arquero, que evita que los bichos y enfermedades nos metan goles.
El sistema inmunológico está formado por una red de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para proteger nuestro cuerpo.
El sistema linfático está formado por las células encargadas de combatir los gérmenes y tu lo puedes tocar en tu cuello. Son como unas pelotitas pequeñas (o más grandes cuando estás resfriado) que se llaman ganglios, integrantes fundamentales del sistema inmune. En general, los ganglios son pequeños, de forma redondeada y pasan desapercibidos, pero cuando se inflaman, nos indican que el sistema inmunológico está trabajando para combatir algo.
Por ejemplo: Si alguna vez se te inflamaron los “ganglios” ubicados en los costados del cuello, como cuando tienes dolor de garganta, entonces conoces de cerca el sistema linfático.

SISTEMA RESPIRATORIO

¿Sabías que tus pulmones no son del mismo porte? el pulmón de la parte izquierda de tu cuerpo es un poco más pequeño porque comparte el espacio con el corazón.
Los pulmones son los órganos del cuerpo que te ayudan a respirar. Cada uno de nosotros tiene dos pulmones que se encuentran en el pecho. Son los órganos más grandes de tu cuerpo y trabajan con tu aparato respiratorio para permitirte inspirar aire fresco, expirar aire viciado (más sucio y con menos oxígeno) e incluso hablar.
El sistema respiratorio está formado por un tubo que se llama traquea, que lleva el aire que respiras desde tus narices y boca hasta los pulmones que están dentro de tu pecho. Cuando el aire llega a los pulmones le sacamos el oxígeno y se lo cambiamos por un aire sucio que tenemos dentro por el trabajo de todo el resto de nuestro cuerpo. Este aire limpio hace que nuestra sangre sea roja y el aire sucio hace que se vea morada.

  • endocrino02

SISTEMA ENDOCRINO

Las glándulas endocrinas son un poco mandonas: les dicen a las células de nuestro cuerpo qué es lo que tienen que hacer. Pero sin las glándulas endocrinas (y las hormonas que éstas envían por tu cuerpo) tus células no sabrían en qué momento hacer cosas importantes. Por ejemplo este sistema ayuda a regular tu estado de ánimo (como te sientes), tu crecimiento y cuánta energía tienes.
Cuentas con una variedad de glándulas endocrinas de diferentes tamaños y formas, ubicadas en distintas partes del cuerpo. La glándula pituitaria (que tiene el tamaño de una arveja) está en tu cabeza y es la glándula más mandona del sistema endocrino, es la que produce y libera un grupo de hormonas que controlan otras glándulas y funciones de tu cuerpo.